Eneagrama: esquema pasiones, fijaciones y evitaciones

Ver en PDF:

Enea_esquema_cat

Ene_esquema

 

Gracias a Lluis Rissech por plasmarlo en este esquema.

 




Presentación del Eneagrama

A cualquier persona ha de ser básico el Eneagrama para su crecimiento personal, en la posibilidad de reflexionar sobre sus actos, sobre sus sentimientos, sobre sus ideas que guían su vida. Repensar su modelo de vida, sus objetivos, su armonía entre las diferentes partes. Ha de ser la tierra fértil que haga florecer después el desarrollo espiritual. Lo espiritual no lo podemos entender como cúmulo de técnicas exóticas, poderes varios, ensalada de frases sabias, rituales complicados, etc, etc, por poner una caricatura, sino como presencia, capacidad de escucha, de autotransformación, servivio, amor, etc. y esto no se consigue sólo con posturas y recitamientos.

· La Tradicción hindú, en el yoga, se habla de svadhyaya, conocimiento de uno mismo, a través de las escrituras sagradas. San Clemente decía “si te conoces a tí mismo conocerás a Dios”. El Oráculo de Delfos también decía que quien se conoce conoce a los dioses. Toda la Filosofía Perenne habla de ese descubrirse a sí mismo.

· Hoy en día tenemos muchas herramientas de conocimiento de uno mismo. Los espacios terapéuticos de uno y otro signos son espacios creativos, de limpieza, de perdón, de superación, de sinceridad, de comunicación, etc, donde el terapeuta no es, en principio, cómplice del autoengaño, y es ayudador del proceso de consciencia. Tal vez la terapia o la orientación sean mucho menos importante que la experiencia del terapeuta, la calidad de relación de éste, su habilidad para hacer de espejo, etc.

· Pero también están -cada cosa en su momento- los buenos libros, la relación personal con los maestros, los profesores, los amigos, hasta los grandes viajes son medios de autoconocimiento.

· El eneagrama ha sido para mí un gran medio de autoconocimiento, mucho menos teórico que vivencial.

· Si bien es cierto que me entró primeramente como una curiosidad más, ¿ah! esto parece interesante. Después fue como una encerrona, un laberinto del que no se podía salir hasta encontrar la clave. La clave, por supuesto, es uno mismo, son los mecanismos de defensa, las estrategias de poder, las justificaciones que son como las curvas y las encrucijadas de ese laberinto donde nos encontramos.

· A la pregunta inocente, ¿Y yo, qué tipología debo ser?, le sigue un proceso de escucha, de reconocimiento, de humildad imparable. No se puede salir airosamente con yo no me identifico con ninguno, o yo ya me conozco.

· El punto de partida es el mismo que en todas las tradiciones y es la pérdida del paraíso. El ser humano escindido, desconectado de su propia esencia está dormido creyendo que está viviendo la realidad. O está buscando un tesoro fuera cuando de verdad lo tiene dentro. En el Tarot se representa al loco con una venda en los ojos símbolo de su ceguera, también se le representa a punto de caer en un precipicio. La simbología redunda en lo mismo, un ser dormido, vendado, con un animal que le desgarra las vestiduras señalando el desconocimiento de sus impulsos interiores. Un ser inconsciente que a la vez no es consciente de su inconsciencia.

· En el lenguaje actual podríamos asimilar el termino de inconsciencia con el de neurosis, como hace Claudio, citando a Shapiro que dice que la neurosis consiste en determinadas formas restrictivas y generadoras de conflictos con las que actúa la personalidad. De tal forma que la personalidad reacciona en contra de sí misma.

En todo caso un neurótico es aquel que no está en su propio centro, que actúa a la luz de parámetros exteriores, que se envuelve de fobias o ansiedades. Manias, a veces, que exorcizan los propios temores internos, la propia interioridad vista como peligrosa, monstruosa, repugnable, etc.

 

Por Julián Peragón

 

 




Eneagrama, bibliografía

Siempre dije que el Eneagrama no se puede aprender con los libros, como la mayoría de cosas, porque es un arte de la observación y necesitas vivirlo en propia carne como hice con Claudio Naranjo hace ya muchos años. Sin embargo, los libros ayudan a poner orden y a dar matices, ayudan, por así decir, a dar luz a la vida vivida, a certificar aquellas intuiciones que uno va adquiriendo. Pero es mejor no empacharse de ellos.

El primero que yo leí fue, lógicamente, Carácter y neurosis de Claudio Naranjo, editorial La Llave. Es un libro referencial y profundo, erudito y difícil, y me sirvió para rellenar los apuntes de Claudio que eran un poco más dispersos. Pero no os lo recomiendo de entrada.

No obstante, si queréis algo de Naranjo, ya que es el padre del Eneagrama moderno al insertarlo en un lenguaje psicológico más riguroso que la mera tradición, podéis leer El Eneagrama de la sociedad. Editorial Temas de Hoy. Pero no permite un estudio en profundidad.

Más adelante, me llamó la atención un libro más asequible y bastante pedagógico, y lo aconsejé durante un tiempo en mis cursos de Eneagrama, es El Eneagrama de las relaciones de Mari-Anne Gallen. Editorial Desclee de Brouwer.

Pero si ahora tuviera que aconsejar un único libro para entender bien el Eneagrama, sin duda, diría La dimensión espiritual del Eneagrama de Sandra Maitri. Editorial Liebre de Marzo. Tiene un lenguaje claro y profundo, recoge la tradición de Claudio y otros autores como Almaas.

Pero si con los apuntes de clase tenéis bastante y queréis un libro de bolsillo para entender las claves de cada uno de los tipos, tal vez aconsejaría El Eneagrama esencial de David N. Daniels y Virginia Ann Price. Editorial Urano.

Y, evidentemente, hay hoy en día infinidad de libros del Eneagrama aplicados a la empresa, a las parejas, etc, etc y que hay que revisarlos bien antes de comprarlos, como todo.

Espero que hagáis un buen viaje al interior del laberinto de vuestro carácter.

 

Por Julián Peragón

 

 




Test de reconocimiento del Eneatipo

 

Lee con detenimiento cada tipo y reconoce en esencia dónde te sientes ubicado. Procura no mirar la solución hasta el final.










 

 

* SOLUCIÓN:

A, tipo 8 / B, tipo 1 / C, tipo 9 / D, tipo 2 / E, tipo 3 / F, tipo 5 / G, tipo 6 / H, tipo 7 / I, tipo 4

• Eneagrama esencial. Dr. David Daniels, Virginia Price. Ed.Urano

 




Eneagrama y Yoga

 

• Dentro del programa general de formación hay un espacio dedicado al crecimiento personal, trabajo base para cualquier persona, sobre todo los que trabajamos con personas en cuanto a la salud o la vía espiritual.
• Para un profesor de Yoga ha de ser básico su crecimiento personal, posibilidad de reflexionar sobre sus actos, sobre sus sentimientos, sobre sus ideas que guían su vida. Repensar su modelo de vida, sus objetivos, su armonía entre las diferentes partes. Ha de ser la tierra fértil que haga florecer después el desarrollo espiritual. Lo espiritual no lo podemos entender como cúmulo de técnicas exóticas, poderes varios, ensalada de frases sabias, rituales complicados, etc, etc, por poner una caricatura, sino como presencia, capacidad de escucha, de autotransformación, servivio, amor, etc. y esto no se consigue sólo con posturas y recitamientos.
• La Tradicción habla de svadhyaya, conocimiento de uno mismo, a través de las escrituras sagradas.
• Hoy en día tenemos muchas herramientas de conocimiento de uno mismo. Los espacios terapéuticos de uno y otro signos son espacios creativos, de limpieza, de perdón, de superación, de sinceridad, de comunicación, etc, donde el terapeuta no es, en principio, cómplice del autoengaño, y es ayudador del proceso de consciencia. Tal vez la terapia o la orientación sean mucho menos importante que la experiencia del terapeuta, la calidad de relación de éste, su habilidad para hacer de espejo, etc.
• Pero también están –cada cosa en su momento– los buenos libros, la relación personal con los maestros, los profesores, los amigos, hasta los grandes viajes son medios de autoconocimiento.
• El eneagrama ha sido para mí un gran medio de autoconocimiento, mucho menos teórico que vivencial.
• Si bien es cierto que me entró primeramente como una curiosidad más, ¿ah! esto parece interesante. Después fue como una encerrona, un laberinto del que no se podía salir hasta encontrar la clave. La clave, por supuesto, es uno mismo, son los mecanismos de defensa, las estrategias de poder, las justificaciones que son como las curvas y las encrucijadas de ese laberinto donde nos encontramos.
• A la pregunta inocente, ¿Y yo, qué tipología debo ser?, le sigue un proceso de escucha, de reconocimiento, de humildad imparable. No se puede salir airosamente con yo no me identifico con ninguno, o yo ya me conozco.
• El punto de partida es el mismo que en todas las tradiciones y es la pérdida del paraíso. El ser humano escindido, desconectado de su propia esencia está dormido creyendo que está viviendo la realidad. O está buscando un tesoro fuera cuando de verdad lo tiene dentro. En el Tarot se representa al loco con una venda en los ojos símbolo de su ceguera, también se le representa a punto de caer en un precipicio. La simbología redunda en lo mismo, un ser dormido, vendado, con un animal que le desgarra las vestiduras señalando el desconocimiento de sus impulsos interiores. Un ser inconsciente que a la vez no es consciente de su inconsciencia.
• En el lenguaje actual podríamos asimilar el termino de inconsciencia con el de neurosis, como hace Claudio, citando a Shapiro que dice que la neurosis consiste en determinadas formas restrictivas y generadoras de conflictos con las que actúa la personalidad. De tal forma que la personalidad reacciona en contra de sí misma.
En todo caso un neurótico es aquel que no está en su propio centro, que actúa a la luz de parámetros exteriores, que se envuelve de fobias o ansiedades. Manias, a veces, que exorcizan los propios temores internos, la propia interioridad vista como peligrosa, monstruosa, repugnable, etc.

 

Por Julián Peragón

 




Las tareas de transformación en el Eneagrama

Es un tema en el que bastaría con reconocer la virtud y ponerse a trabajar porque las virtudes trabajan en el cambio de conducta y no es nada fácil. Las virtudes son inhibidoras del ego. Dicho de otro modo cuando la compulsión desaparece la virtud aparece pues es inherente al ser. Son la batalla para movilizar la propia vida. Tal vez por eso los grandes maestros han sido hábiles para dar tareas. Ante los automatismos nos conviene ponernos tareas. Ese actuar como si… quizá nos abra nuevas alternativas insospechadas. Nuevas actitudes.

TAREAS DE SEGUIMIENTO

 

1. LLEVAR UN DIARIO PERSONAL

Cómo ubico las cosas que vivo. Cómo las relaciono con mi rasgo principal.

 

2. RECORDAR LOS EPISODIOS DOLOROSOS

Cómo eran, en qué situación. Cómo era ese dolor.

 

3- VOLUNTAD

Hay que potenciar la voluntad frente a la compulsión una vez reconocida.

 

4- ATENCIÓN AL CUERPO

El cuerpo, sus sensaciones nos hacen tocar tierra, bajar a la realidad.

 

5- CAMBIAR HÁBITOS

Es necesario cambiar viejos hábitos, hacer cosas nuevas, frescas que no tengan el peso del pesado donde la compulsividad esté desorientada.

No cambiar desde el enojo sino desde la comprensión.

 

6- TOMAR CLASES

Tomar clases de lo que a uno le falta, baile, payaso, idiomas, teatro, pintura, escitura donde investigar nuevas formas de ser.

 

7- SER CREATIVOS

Ser creativos en la forma de actuar y mantener el apoyo del grupo en el seguimiento de nuestros patrones.

 

8- MEDITAR

Meditar en la resolución de problemas. Visualizar los cambios posibles.

 

9- OBSERVACIÓN

Observar detrás de cada acto qué intención hay.

 

10- LEER

Leer los textos que complementan al curso de Eneagrama y reflexionar sobre puntos de mayor profundidad.

 

11- APRENDIZ

Ponerse en una actitud permanente de aprendiz. Aprender todo de nuevo, mirada fresca, renovadora.

 

 

 




Círculos viciosos de los Eneatipos

 

CÍRCULO VICIOSO TIPO 1
Cuanto más incompleto se encuentre, cuanto más imperfecto se sienta, cuando su autoestima sea deficiente,
|
más me esfuerzo en conseguir ser completo, perfecto, digno
|
a través de la autoexigencia, autocontrol, disciplina, orden
|
siendo limpio, ordenado, pulcro, bienintencionado, civilizado, buena persona.
|
pero cuanto más se esfuerza en conseguir ese ideal
|
más se aleja de si mismo, más se distancia de su anhelo de relajarse, de ser, de amar
|
entonces más ira y resentimiento acumulo, más autoexigencia, más crítica, más autocuestionamiento, menos autoestima.


CÍRCULO VICIOSO TIPO 2

Cuanto menos valioso se sienta, cuanto más necesitado esté, cuanto más amor quiera recibir
|
pero inconscientemente no expresado porque remite a un dolor primario
|
tanto más querrá comprar el amor, el aprecio a través de hacerse útil a los demás
|
Pero cuanto más volcado en el otro para cumplir sus necesidades
|
más se aleja de las suyas propias, menos contacto consigo mismo
|
más estrategia de retener al otro, de servirlo para que no se aleje, para que no rechace
|
el círculo se cierra sintiéndose exhausto y explotado


CÍRCULO VICIOSO TIPO 3

Cuanto más desvalorada sea la imagen interna de sí mismo
|
más va a recurrir al reconocimiento externo, haciendo una identificación con la máscara social para ser aceptado
|
esto implica aceptar los valores de éxito o belleza sociales con los cuales ha de luchar y conseguir logros
|
cuanto más miedo al fracaso, más esfuerzo y competitividad
|
esto implica más distancia emocional y menos autenticidad
|
la espiral puede cerrarse en la dificultad de mantener una imagen y abocarse al bloqueo en la acción y a la pérdida de la alegría

 

CÍRCULO VICIOSO TIPO 4
Cuanto más infeliz e insegura me sienta
|
más idealizaré un amor perfecto,
situaciones excepcionales,
contacto con personas importantes
|
para ello crearé actitudes dramáticas, estrategias de victimismo, airearé virtudes geniales para atraer eso que deseo ardientemente
|
pero en las situaciones buscadas aparecerá
el miedo al rechazo, la inseguridad,
la mala imagen
|
se puede caer en la culpa, el autorrechazo,
el abismo melancólico
|
seguir sintiendo que la felicidad está en el amor ideal que tiene que llegar.

 

CÍRCULO VICIOSO TIPO 5
cuanto más hipersensibilidad a un mundo complejo y hostil
|
más retirada del mundo y más protección a través del conocimiento
|
la distancia emocional para no sentir, la estrategia de invisibilidad, la defensa de la privacidad
|
le lleva a crear una torre de marfíl y de seguridad
|
pero cuanta más soledad más sensación de vacío y de muerte, más angustia y culpa por negar la vida
|
más razonamientos de protección hasta llegar a no sentir nada
CÍRCULO VICIOSO DEL TIPO 6
cuanto menos confíe en uno mismo y en los propios sentimientos
|
más va a temer al mundo externo
Va a sobredimensionar la autoridad y va a temer su castigo
|
como no está seguro va a controlar todas las señales y mensajes
|
y va a colocarse en el pensamiento inseguro lejos de la intuición y la vivencia
|
con lo que estará más inseguro y desconfiado atento a encontrar problemas y dificultades
|
así caerá en el bloqueo y en el temor crónicos

 

CÍRCULO VICIOSO DEL TIPO 7
cuanto más inseguro ante las situaciones dolorosas o negativas
|
más optimista y positivo se pondrá para buscar las situaciones placenteras y bellas
|
para ello necesitará un dominio de la estrategia basada en la generosidad, en la charlatanería y así involucrar a los demás en sus proyectos
|
pero cuanto más consiga el mundo feliz, infinidad de relaciones y recursos
|
más dificultad tendrá en asumir las confrontaciones con la vida y más angustiado ante la soledad, vejez, enfermedad y dolor.
|
todo lo que se ha evitado puede aparecer de sopetón y sobrevenir una difícil depresión
CÍRCULO VICIOSO DEL TIPO 8
cuanto más amenazado por las debilidades
|
tanto más fuerte y seguro se mostrará
|
para ello buscará el enfrentamiento con el poder para doblegar al mundo bajo su poder
|
el otro se volverá insignificantese. Le podrá humillar y vencer si muestra debilidad
|
con una actitud brutal y desconsiderada poco a poco se quedará más aislado socialmente y más bloqueado en su prepotencia.

 

CÍRCULO VICIOSO DEL TIPO 9
cuanto menos importante uno se sienta ante los demás
|
menos se impondrá a la vida y más importancia tendrán los demás
|
uno se dejará caer en la pereza interna y no se confrontará con nada.
Preferirá la simbiosis de la pareja, el gregarismo del grupo
|
y así seguir la corriente será menos complicado
|
no atenderá a sus impulsos vitales, a su necesidad de autonomía
|
y se irá diluyendo en la nada para no sentirse,
Dirá, mejor olvidarse.

 

 




Meditación y Eneagrama

 

Hay que salir del sistema egótico. Para ello hay que cultivar la presencia. La vía meditativa es la vía por excelencia.

Cada tipo puede cultivar un mudra con gesto de atención y recuerdo de lo esencial a trabajar. Primero deberíamos intentar situarnos en qué pecado es el que nos corroe por dentro para entender mejor la sanación de la virtud.

Ante la meditación que es una de la herramientas básicas para dejar de ser máquina y ser persona, todos los tipos tienen evidentemente una dificultad propia de su rasgo.

Por ejemplo, El 9 tiene dificultad en concentrarse, el 6 teme dejar de pensar, el 3 se afecta y conmueve al estar en silencio, etc.

 

MUDRAS

1. VIRTUD TOLERANCIA

Sentado en la posición de Loto o Semi- Loto, mano izquierda sobre la rodilla izquierda, la palma de la mano hacia abajo y la mano derecha levantada a la altura del hombro, abierta con los dedos juntos.

2. VIRTUD HUMILDAD

Sentado en posición de Loto o Semi- Loto, manos cruzadas sobre el pecho la mano derecha sobre la izquierda

3. VIRTUD AUTENTICIDAD

Sentado en posición de Loto o Semi- Loto, manos apoyadas sobre las rodillas con las palmas hacia arriba y el dedo pulgar tocando el dedo medio.

4. VIRTUD ECUANIMIDAD

Sentado en posición de Loto o Semi-Loto, manos a la altura de la cintura, abiertas palmas hacia arriba.

5. VIRTUD DESAPEGO

Sentado en posicón de Loto o Semi- Loto, manos apoyadas en las rodillas con las palmas hacia arriba.

6. VIRTUD CORAJE

Sentado en posición de Loto o Semi Loto, con las manos cerrradas y cruzadas sobre el pecho; la derecha sobre la izquierda.

7. VIRTUD SOBRIEDAD

Sentado en posición de Loto o Semi-Loto, manos abiertas apoyadas en las rodillas , con las palmas de las manos hacia ahajo.

8. VIRTUD INOCENCIA

Sentado en posición de Loto o Semi Loto , con las palmas de las manos juntas a la altura del pecho.

9. VIRTUD ACCIÓN ESENCIAL

Sentado en posición de Loto o Semi- Loto, mano izquierda apoyada en la rodilla, con la palma hacia abajo y la mano derecha entre las piernas tocando ligeramente el suelo.

 

 

 

 

 




Las virtudes en el Eneagrama

 

Las vitudes surgen como resultado del trabajo interior. Cuando las pasiones son vistas de frente, cuando ante la compulsión anteponemos la voluntad, cuando no nos dejamos atrapar por las mismas trampas sentimos las virtudes como una vía de crecimiento que se acompaña con la meditación. Cultivar lo que ya estaba en nosotros como semilla.

 

1 SERENIDAD, TOLERANCIA

Conciencia de que la naturaleza se autorregula, que ella lleva aquí millones de años y ha sabido encontrar soluciones maravillosas. También que los grupos tienden al equilibrio aunque éste sea un equilibrio dinámico de tensiones.

No sirve de nada empujar el río, es mejor ir a favor de la vida, no en contra. Por eso hay que trabajar la aceptación como si fuéramos una montaña que permite el crecimiiento de la diversidad en su seno.

Y no estar permanentemente agitados, encendidos con lo que no va con nosotros. Hay que encontrar la paz interna.

 

2 HUMILDAD

Dejar de estar “lleno de aire” y bajar a la realidad. Somos un grano de arena en el universo.Y eso significa estar siempre preparados a aprender.

El cristianismo ha trabajado sobre la humildad pero a menudo lo ha utilizado para la dominación de un pueblo.

 

3 AUTENTICIDAD, SINCERIDAD

Ante la gran capacidad de autoengaño emocional, hay que ser capaz de decir lo que se siente aquí y ahora. Es esta sinceridad emocional pues la intelectual el 3 la tiene más clara. De hecho hay que trasparentarse, dejar la hipocresía. Ser veraces requiere de un gran riesgo para dejar de ser de plástico en una sociedad superficial.

 

4 ECUANIMIDAD

Ante los altibajos anímicos hay que encontrar un punto medio, un ánimo más estable, más permanente. Estar siempre arriba o abajo es una espiral de locura, es estar en un círculo vicioso.

No podemos vivir pensando que lo que nos falta está fuera de nosotros. No podemos vivir viendo sólo la parte desvalorada nuestra hemos de reconocer la otra cara, hemos de ser ecuánimes.

Ir por encima de la dualidad. El zen está impregnado de ecuanimidad.

 

5 DESAPEGO.

Tendríamos que hablar mejor de no-apego ya que supondría una participación activa sin la inercia del apego. Comprometerse con la vida, arriesgarse un poco más. Ya que no se puede reterner lo que no puede ser retenido. ES como los animales cuando abandonan el hogar, es algo natural, irremediable. Debería ser así en el verdadero amor, sin apego.

La vía del no apego es la vía budista.

 

6 CORAJE

Las fantasías temerosas y fantasmas del 6 calor hay que enfrentarlas con coraje. En cambio el coraje del 6 fuerza (uno de los subtipos) es el de confesar su debilidad, de que realmente tiene miedo.

 

7 SOBRIEDAD

Esa pasión por el exceso, por ir siempre más allá necesita un templanza. Hay que estar en lo que la situación requiere ni más ni menos. Ajustarse con lo que hay, estar más en el trabajo que en la propaganda, más en la cosa que en el anuncio. Hay que poder lidiar con los obstáculo concretos y no con el mundo utópico.

La sobriedad nos permite elegir algo y quedarnos con eso para ir a fondo. Una vía más estoica.

Para ello hay que aceptar lo cotidiano, hasta la rutina. Cualquier proyecto tiene fases lentas, aburridas, penosas y dificultosas pero así es la vida, si sólo nos quedamos en la parte fácil nos volatizamos, perdemos realidad.

 

8 INOCENCIA

Encontramos un ego que está imitando al instinto. Un gran deseo del fruto prohibido. Este sobredeseo es lo contrario a la espontaneidad. Se trataría de recuperar al niño interno, de recuperar la inocencia que está puesta en lo nuevo, que no hay un doblez ni un interés ni una voluntad de poder.

 

9 ACCIÓN ESENCIAL

No es un hacer más sino un hacer lo que nos iría bien hacer, algo esencial. Confrontarse con lo que en ese momento significa un obstáculo.

 

 

 

 

 




Las pseudoverdades de los Eneatipos

 

 

 

1
siente que no hay que fiarse de los impulsos naturales, deseo, placer y que interfieren con lo que hay que hacer.

2
cree que todo es permisible gracias al amor, y que la emoción es superior al pensamiento por lo que no hay que hacerle caso a éste.

3
siente que el mundo es un teatro donde todos fingen y que fingir es la única manera de tener éxito. Nunca expresar los verdaderos sentimientos, nunca mostrar que hay problemas.

4
cree que cuanto mayor es su necesidad mayor derecho tiene a ser amado. También que la vida le debe una compensación.

5
piensa que cuantos menos compromisos mayor libertad. Que la gente se mueve por sus propios intereses y que el amor es puro fingimiento. Es mejor necesitar poco y arreglárselas solo.

6
sabe que el mundo es peligroso y que es mejor desconfiar de la gente. Las propias intuiciones y deseos son demasiado ambigüos para tenerlos en cuenta.

7
cree que el mundo es un banquete al que hay que sentarse, que los listos son los que se llevan el gato al agua y que es posible pasarse todas las prohibiciones.

8
afirma que el mundo es de los más fuertes y que los débiles no tienen cabida. También piensan que la virtud es una hipocresía.

9
cree que enfrentarse con el mundo sólo crea problemas. Es mejor dejarse llevar por la corriente.